Reforma baremo

SOBRE LA REFORMA DEL BAREMO DE INDEMNIZACIÓN DE LESIONES EN LOS ACCIDENTES DE TRÁFICO

el mayordomo de tus seguros de coche, seguros de hogar y seguros de vida

Fotografía de anakin6905 en Flickr vía Pinterest

Hay que estar muy atento, presumiblemente a partir del próximo 1 de enero de 2016, ya que el pasado día 10 de abril de 2015 el Consejo de Ministros aprobó remitir a la Cortes Generales el denominado “Proyecto de Ley de Reforma del Sistema de Valoración de los Daños y Perjuicios Causados a las Personas en los accidentes de Circulación”, lo que comúnmente se conoce como el BAREMO y que sirve para encuadrar las lesiones y perjuicios en la cuantía económica que ha de percibir las víctimas de los accidentes vigente desde el año 1995 cuando sustituyó al Baremo existente no vinculante y que tanto quebraderos de cabeza dio en el sector asegurador.

Hoy vamos a centrarnos en los cambios que puede implicar la reforma del BAREMO, a saber. Primero hay que reseñar que en la citada reforma han intervenido los actores principales, el denominado grupo de expertos, UNESPA (que es la patronal de la entidades aseguradoras) y una representación de la Asociación de Víctimas de los accidentes de circulación. Como digo las posibles modificaciones más relevantes son:

1. La regulación del famoso latigazo cervical. El esquince cervical.
2. Se tienen en cuenta para la indemnización por muerte las estructuras familiares actuales.
3. Se intenta afinar la individualización del daño atendiendo a los perjuicios personales de la víctima.
4. Por vez primera se contempla un sistema objetivo de indemnización del lucro cesante que tiene en cuenta a las denominadas amas de casa, estudiantes y menores.
5. Revisión del Baremo médico acorde a las nuevas técnicas médicas.
6. Los menores de 14 años, salvo en caso de fallecimiento, no serán considerados cocausantes, se desestima la concurrencia de culpas para ellos.

Otros cambios del BAREMO, ya respecto a sus reglas de valoración, lo será la división que efectúa en tres aspectos: el perjuicio personal básico, el patrimonial y el personal particular; el primero atiende a las circunstancias personales de la víctima, el segundo a sus perjuicios económicos distinguiendo entre el lucro cesante y el daño emergente, y el tercero atiende a las circunstancias específicas del perjudicado como la pérdida de calidad de vida, que se quede solo como consecuencia del accidente, entre otras.

Por último indicar que se añade para las indemnizaciones para el caso de fallecimiento la figura del allegado al resto de las existentes sin que sean excluyentes entre ellas.

El mayordomo de tus seguros de coche, hogar, vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *